Adicciones, un mundo del que es posible salir

Adicciones, un mundo del que es posible salir
Feb

10

2016

Adicciones, un mundo del que es posible salir

Describimos qué son las adicciones, sus tipos y métodos de afrontamiento

Es común ver en estos tiempos que existen muchos centros de ayuda, campañas y grupos de apoyo para las personas que poseen algún tipo de adicción, y es que es un problema bastante frecuente en la sociedad. Pero, ¿realmente conocemos todo que lo que implica esta problemática? Aquí te explicamos.

Muchos creen que las adicciones se limitan solamente al consumo de alcohol, cigarros o drogas ilícitas y aunque estas sean de las más comunes, no son las únicas. Existen tantas adicciones como acciones en la vida diaria, y es que una persona puede ser adicta a casi cualquier cosa, desde la ingesta de un producto, hasta a llevar a cabo cualquier actividad. Para entender mejor esto, definiremos qué es una adicción: Es una dependencia hacia una sustancia, actividad o relación y su principal causa es la satisfacción que la persona siente al llevarlo a cabo. El adicto es casi incapaz de controlar su deseo y su conducta, actúa de manera impulsiva, excediéndose o dando mal uso a su práctica.

 

Tipos de adicción

Entre los tipos se encuentran las de consumo y las de conducta.

Adicciones de consumo

Adicción a drogas: Éstas pueden ser ilícitas como la marihuana, el opio, el éxtasis, la cocaína, las anfetaminas y la heroína; o drogas legales como el alcohol y el tabaco. Ciertas sustancias son más adictivas que otras, por la manera en que afectan el sistema nervioso central del consumidor, por ejemplo, la cocaína y la heroína, las cuales pueden crear adicción al ser consumidas solo un par de veces.

Adicción a la comida: Aunque la comida parezca inofensiva, el abuso de esta puede ser nocivo para la salud. El cuerpo humano necesita de ciertas cantidades de alimento para poder sobrevivir y tener una vida cotidiana normal y saludable, sin embargo los adictos a la comida (comedores compulsivos), ingieren mucha más comida de la que necesitan, e inclusive que otros pudieran ser capaces de comer. Como consecuencia se pueden desarrollar enfermedades como la obesidad, por el exceso de calorías, o trastornos como la bulimia y la anorexia nerviosa, cuando la persona sumergida en esta adicción busca compensar sus actos. Puedes encontrar más información en este otro artículo sobre alimentos “inocentes” que pueden hacerte mucho daño.

Las adicciones de conducta

Las más comunes son: la adicción al sexo, al trabajo, a las nuevas tecnologías (al teléfono celular, internet, etc), al juego, a la pornografía, a la religión, a los tratamientos estéticos. También se puede ser adicto a una relación. Estas parecen ser actividades comunes y habituales pero su mala práctica puede hacer la diferencia entre un hábito y una adicción. Usualmente el adicto de comportamiento invierte mucho tiempo y dinero, dejando a un lado otras actividades importantes y compromisos sociales, familiares, de trabajo y pareja.

 

¿Cómo saber si soy adicto?

Si te gusta beber los fines de semana, o ir de apuestas de vez en cuando, no quiere decir que seas adicto a estas actividades. Los simples hábitos se pueden llevar a cabo de manera saludable y placentera, sin que afecten la calidad de vida. El adicto junta una cantidad de características dañinas y tóxicas que le generan malestar físico, emocional y hasta económico, así como disfunción a nivel social.

La primera característica es la dependencia hacia el objeto, sustancia o actividad, queriendo cumplir constantemente con su deseo y presenta dificultades para controlar su conducta. El adicto persiste en el uso y consumo a pesar de percibir de manera clara los efectos perjudiciales de estos. Es común que familiares y amigos le repitan constantemente las consecuencias de sus prácticas excesivas, pero este parece no darle importancia, niega o minimiza los daños que puede causarse y las advertencias. Muchas veces el adicto no es consciente de que lo es.

conocer si eres adicto a algo

 

Causas de las adicciones

Quizás has notado que muchas personas aumentan su consumo de alcohol, tabaco o drogas en momentos que pueden resultar difíciles en sus vidas. Esto sucede porque las sustancias adictivas poseen compuestos semejantes a los neurotransmisores, los cuales se encargan de actividades cerebrales asociadas al placer y a la recompensa, permitiendo así sentir satisfacción, felicidad, goce. Sucede que el uso frecuente de estas sustancias genera tolerancia en la persona, haciendo que ésta necesite consumir cantidades cada vez más elevadas para lograr el mismo efecto. Esto lleva a que el individuo pierda la capacidad de experimentar gozo y tranquilidad naturalmente, recurriendo cada vez más a estas sustancias, generando así una dependencia física. Al consumir sustancias, también se puede generar un efecto emocional intenso, o todo lo contrario, la atenuación o supresión de la emoción. Cuando sucede esto, la persona busca sentir satisfacción consumiendo sustancias o inclusive alimentos (comida, dulces), en momentos donde siente emociones como ansiedad, tristeza, enojo, miedo, etc

La dependencia emocional siempre va a estar presente en cualquier adicción, ya que el adicto busca el placer como recompensa constante. Las causas pueden ser diversas, es por eso que es importante acudir a un especialista de la salud mental en caso de presentar este problema.

Ambos tipos de dependencia están fuertemente vinculadas, de hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define la adicción como una enfermedad física y psicoemocional. La neurociencia actualmente considera que la adicción a sustancias y a comportamientos comparten las mismas bases neurobiológicas.

Los rasgos de personalidad también juegan un rol importante en el desarrollo de una adicción. Algunas características de la personalidad, como la baja tolerancia a la frustración y la dificultad para lidiar con los sentimientos propios, son factores que facilitan la aparición de desórdenes adictivos. Lo que puede hacer a unas personas más propensas a caer en adicción que a otras.

 

Síndrome de abstinencia en las adicciones 

El síndrome de abstinencia ocurre cuando se deja de consumir sustancias a las que se es adicto, como dejar de beber alcohol, dejar de fumar tabaco y dejar de consumir drogas. Diversos estudios han comprobado que al dejar el azúcar también se puede sufrir síndrome de abstinencia. Al verse alterado el sistema nervioso central por el consumo frecuente y luego la interrupción, el sujeto experimenta un conjunto de signos y síntomas que le generan malestar como como ansiedad, alucinaciones, nerviosismo, sudoración, temblores, insomnio, escalofríos, entre otros.

Este síndrome también puede presentarse cuando se posee dependencia emocional, por ejemplo cuando existe adicción al juego, al sexo o a una persona, al abstenerse de ello, se puede presentar el malestar físico de origen psicológico (somatizaciones). 

 

¿Qué hacer ante una adicción?

No todo está perdido, también hay solución, se puede volver a tener una vida saludable y realmente placentera, es decir, sin la necesidad de drogas. El primer paso es querer salir de este estado. Si has reconocido que tienes conductas adictivas, o un ser cercano a ti las tiene, es momento de que busque ayuda profesional. Dependiendo del tipo de adicción, se elegirá el tratamiento adecuado. Nautilus Centro te invita a elegir la hipnosis como buena alternativa al tratamiento de las adicciones, así como muchas otras afecciones psicoemocionales.

 

¿Cómo puede ayudar la hipnosis en el tratamiento de las adicciones?

Se ha demostrado en los últimos años que la hipnosis es un procedimiento efectivo para diversos tratamientos, y es el caso de las adicciones. Una persona bajo intervención hipnótica puede enfocar su atención en un pensamiento, recuerdo, sentimiento o sensación, accediendo a contenido inconsciente; logrando, si este lo desea, modificar sus percepciones, comportamientos y emociones.  Es un tratamiento natural sin efectos secundarios, y con menor probabilidad de recaídas, facilitando el proceso de recuperación dentro del contexto terapéutico. Puedes extender la información sobre este método terapéutico aquí.

Si buscas otras alternativas naturales, Alzentro te ofrece muchas opciones como clases, terapias naturales y eventos dirigidos a fomentar el desarrollo integral del ser humano, ¡entra y conoce sus oportunidades!

 

Artículo redactado en colaboración con el centro de terapias alternativas en Madrid, Alzentro Coworking

NautilusCentro

NautilusCentro

Centro de Hipnosis Clínica en Granada especializado en tratamientos mediante hipnosis para dejar de fumar, adelgazar, salir de la depresión, alergias, etc...
NautilusCentro

¡VALORA LA INFORMACIÓN!(y ayúdanos a crecer)


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
  1. ¡Gracias por compartir con nosotros vuestro espacio!

    Solo anotar que sois personas encantadoras y que generáis una confianza tremenda!

    Os deseamos la mejor suerte y espero que podamos seguir colaborando en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *